Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2014

Mis argumentos favoritos para defender la vida

Imagen
1. Cada vida cuenta
   Tú, yo y cada ser humano que viene al mundo fue pensado por el amor de Dios.
   Los que ya reconocemos ese amor de Dios y experimentamos cada día su misericordia, somos especialmente sensibles a algo que, de todas formas, cualquier persona puede percibir en su conciencia: que toda vida humana es infinitamente valiosa, por pequeña, débil o enferma que parezca, y que debe ser acogida, respetada, protegida, cuidada… ¡amada!
   “…Que hasta el más vil gusano su destino ya tiene, que tu aliento palpita en todo lo que viene…” -Dulce María Loynaz, poetisa cubana
   Independientemente de nuestras creencias religiosas, las personas somos capaces de percibir algo sagrado en cada ser humano, especialmente en el más débil, enfermo o inocente. ¿Qué importa que aún sea muy pequeño, que no pueda sentir, pensar, expresarse o actuar como nosotros, para que sea ya inmensamente valioso, humanamente valioso?
2. No es una cuestión religiosa…    No defendemos la vida por ser cristianos. Tod…