Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2016

Sostenibilidad de la sanidad pública: la clave es el precio que pagamos por los fármacos

Soy un firme defensor de la sanidad pública. Creo que es un logro ético, consecuencia de considerar la dignidad humana, que no permite que alguien carezca de cuidados médicos por no tener dinero para pagárselos (por cierto, que pienso que la dignidad humana es tal desde el inicio de la vida humana, motivo por el que me distancio tanto de las izquierdas como -doblemente- de los liberales).

El reto es que hay una industria (farmacéutica) capaz de ofrecer un producto (nuevos medicamentos) con un beneficio bastante bien medido (p. ej., tres meses de supervivencia en pacientes con melanoma), en contraste con otros bienes alternativos cuyo beneficio probablemente existe y es elevado, pero no se ha medido o es muy difícil de determinar: por ejemplo, no sabemos cuál es el beneficio en supervivencia de tener un determinado ratio de oncólogos o cirujanos por cada 100.000 habitantes, o de estrategias como la conciliación para adecuar los tratamientos que un paciente lleva al hospita…